Teléfono de Urgencias 24h: 605 684 598

Cita Previa Parla: 916 98 98 49

Cita Previa Illescas: 925 51 70 88

Jueves, 06 Junio 2013 20:05

El Comportamiento del Caniche

Esta raza de perro se caracteriza por su buena capacidad de aprendizaje y obediencia, muchas personas desconocen que es un buen guardián del hogar ya que tiene una gran aptitud para avisar, mediante el ladrido, sobre el ingreso de extraños dentro del hogar.

Aunque por su tamaño se adapta a vivir en departamento, el perro de raza caniche requiere una rutina de ejercicio apropiada para satisfacer su gran necesidad de actividad; en caso contrario la convivencia con este animalito puede no ser demasiado tranquila.

El Comportamiento del Caniche y su compañía

Es una mascota de compañía por excelencia, el Caniche siempre se ha destacado por la buena memoria e inteligencia, características que hacen que esta raza tenga un sobresaliente nivel de aprendizaje permitiéndole así demostrar el gusto por el juego.

Su carácter es disciplinado, activo y despierto. A pesar de su tamaño reducido es un muy buen guardián, puesto que no le teme a los extraños que se aparezcan en el hogar, y avisa su presencia a sus dueños por medio de fuertes ladridos. Sin embargo es extremadamente amable y cariñoso con las personas conocidas, y con sus dueños ni hablar. Se adapta bien a la vida en apartamentos, a la presencia de niños y de otras mascotas.

El Comportamiento del Caniche la procedencia y crianza

Es fundamental estar atentos a la procedencia y a crianza de la raza: debido a su gran inteligencia, si está mal adiestrado puede desarrollar actitudes dominantes ante sus dueños, porque sabe que cualquier capricho le será atendido.

Caprichos, desobediencia y parte de agresividad son algunos de los problemas de comportamiento comunes a los Caniches mal enseñados, y son más evidentes en los ejemplares más comercializados, que son justamente los de menor tamaño.

Publicado en Informacion Perros
Miércoles, 29 Mayo 2013 18:49

Tipos de diarrea en Perros

La diarrea es un aumento de agua en la materia fecal, la cual puede ser normal de acuerdo a las condiciones en que se de, su frecuencia aumenta con un mayor volumen de materia fecal. La diarrea puede presentarse de forma aguda o crónica siendo la más común la aguda que en general sólo requiere un tratamiento sintomático y se cura sola. Hay ciertas recomendaciones que se deben seguir para evitar problemas mayores en la mascota.

Tipos de diarrea en Perros la aguda

La diarrea agua puede ser de origen infecciosa, (provocada por un virus), tóxica o metabólica (la diarrea se presenta sólo como un síntoma de la enfermedad que padezca el perro); y dietaría (provocada por una excesiva cantidad de comida, cambio brusco en la dieta o sensibilidad al alimento ingerido).

Tipos de diarrea en Perros la crónica

La diarrea crónica se da cuando la misma se prolonga más de dos o tres semanas. En estos casos se debe siempre recurrir a un veterinario. Casi siempre se observa pérdida de peso, pelo opaco, apetito variable y vómitos. La diarrea puede presentarse de forma continua o intermitente.

Tipos de diarrea en Perros causas

Las causas pueden ser varias: una enfermedad inflamatoria del intestino, un síndrome de mala absorción, desórdenes funcionales del intestino, alteraciones metabólicas o tumores. En cualquier caso, uno de los tratamientos para la diarrea es una dieta fácilmente digerible para que los intestinos puedan “descansar”. Podemos adquirirla en tiendas especializadas.

Si su perro tiene diarrea, no le de los restos de comida, golosinas o huesos. Este tipo de complementos le pueden causar una mayor irritación intestinal, algo que deberá evitarse durante esta etapa. Llame al veterinario si su perro tiene diarrea por más de 2 días, se ve apático o padece síntomas inquietantes como vómito o sangre en la deposición, estos pueden ser síntomas de condiciones mucho más serias.

Publicado en Informacion Perros
Martes, 24 Mayo 2011 17:29

Burmese

Hay dos variedades bien diferenciadas, la inglesa y la americana, con un ancestro común, una gata tonkinesa.

En manuscritos de los siglos XIV y XV provenientes de Ayuthaya, la antigua capital del renio de Siam (actual Thailandia) puede observarse la representación de gatos que evocan al Burmés actual. En el siglo XVI, los templos budistas de la antigua Birmania albergan a gatos marrones semejantes al Burmés, llamados "Rajahs".

En 1930, un médico militar estadounidense, J. C. Thompson, lleva de Birmania a San Francisco una gata llamada Wong Mau. Se trataba probablemente de una mestiza Siamesa-Burmesa, lo que hoy en día se llama una Tonkinesa. Era de color marrón oscuro, casi caoba y tenía ojos amarillos. Thompson la apareó con Tau Mau, un Siamés seal point o chocolate point. Uno de los gatitos, marrón oscuro, fue apareado con su madre. Así nacieron dos gatitos unicolores marrones, que fueron los primeros ejemplares de la raza Burmés actual. La CFA la reconoció oficialmente en 1936. El último estándar publicado por la TICA data de 1994. Esta raza llegó a Gran Bretaña en 1949 y fueron expuestos por primera vez en Londres en 1952. El GCCF la reconoció en 1954. Pero no hay que olvidar que a finales del siglo XIX ya habían entrado en Inglaterra gatos marrones de ojos amarillos.

Cabeza

Tipo "americano": forma redondeada, sin superficies planas, ancha. Cráneo, frente y carrillos redondos. Hocico corto y redondo. Depresión nasofrontal marcada. Mentón redondo y firme. Maxilares fuertes.

Tipo "inglés": corto triángulo romo, con cráneo ancho y ligeramente redondeado. Pómulos salientes. Nariz con stop franco. Mentón fuerte y pronunciado. Maxilares anchos en la articulación.

Ojos

Grandes, bien separados, redondeados. Su línea superior se inclina oblicuamente, su línea inferior es redondeada. Su color debe ser lo más intenso y brillante posible, preferiblemente amarillo dorado.

Orejas

De tamaño mediano, anchas en la base y redondeadas en la punta, muy separadas. Levemente inclinadas hacia delante, interior recubierto de pelos cortos y ralos.

Cuerpo

De talla mediana, bastante compacto, redondeado. Pecho ancho y amplio. Sólida estructura ósea y buen desarrollo muscular. Esbelto, menos compacto, pero musculoso y más pesado de lo que permite suponer su apariencia. Cuello bien desarrollado y corto.

Miembros

Patas de longitud proporcionada con respecto al cuerpo. Pies de talla mediana, redondeados, pequeños y ovalados.

Cola

De longitud mediana, recta, gruesa en la base para el tipo "americano" y no para el tipo "inglés", se va afinando ligeramente hasta la punta redondeada.

Pelo y colores

Muy corto, fino, sedoso y brillante, pegado al cuerpo. Apenas tiene subpelo. Los colores reconocidos varían según la asociación y el tipo (americano o europeo). No se admiten marcas blancas ni tabbies. El color definitivo de la capa aparece a partir de los 2,5 meses.

Carácter

Este gato, particularmente extrovertido, dotado de una fuerte personalidad y de una gran vivacidad, es exuberante y no teme a nada. Parlanchín, de voz fuerte, pero menos ronca que la del Siamés. Es dominante con respecto a sus congéneres. Sociable, adora la compañía y no soporta la soledad. Afectuoso, juguetón infatigable con los niños, muestra un apego ilimitado a su amo, por lo cual es llamado "el gato-perro".

Consejos

Su mantenimiento es fácil. Basta con cepillarlo una vez por semana.

Particularidades

Enérgico, cazador, le apetece disfrutar de un jardín aunque sabe adaptarse a la vida en un apartamento. El gatito revoltoso se calma con el correr de los años. En la hembra la pubertad es precoz (alrededor de los 9 meses) y la fecundidad, ligeramente superior a la media de la especie.

 

Publicado en Razas de Gatos