Teléfono de Urgencias 24h: 605 684 598

Cita Previa Parla: 916 98 98 49

Cita Previa Illescas: 925 51 70 88

La Gripe Felina

Valora este artículo
(1 Voto)

Cuando nuestro gato comience a estornudar en forma constante, es muy probable que tenga un resfriado o gripe común. La Gripe Felina es una enfermedad viral que produce ojos llorosos, escurrimiento nasal, repentinos ataques de estornudo, problemas respiratorios, fiebre y tos, que se traduce en algo parecido a un ronquido fuerte. A menudo la enfermedad puede traer visibilidad del tercer párpado y también conjuntivitis.

La Gripe Felina el contagio

Es altamente contagiosa para los felinos entre si, en los gatos adultos puede desaparecer entre los 7 y 10 días. Sin embargo, puede llegar a ser bastante delicado, inclusive mortal, cuando se trata de cachorros muy jóvenes, madres que amamantan y gatos ya viejos.

Como se contrae

Generalmente, se contrae por algunas deficiencias alimenticias que ocasionan bajas defensas en el animal, cambios de temperatura y por haber estado expuesto al virus.

Lo mas recomendado por especialistas, si el gato presenta estos síntomas es llevarle al veterinario sobre todo si se trata de gatos cachorros o viejos, aún cuando en los adultos jóvenes, suele desaparecer sola. Sin embargo lo mejor es que reciba tratamiento adecuado con antibióticos y si tiene fiebre, con algún antipirético, que debido a la extremada sensibilidad de los gatos a los medicamentos, lo mas recomendable, es que sea medicado en cuanto a tratamiento y dosis, por su veterinario.

Cuidados especiales

Un gato con La Gripe Felina, debe recibir cuidados especiales, para evitar cualquier otra complicación fundamentalmente, las de carácter respiratorio como neumonía, y también anemia y deshidratación, lo cual puede ser mortal en el caso de gatitos cachorros. Si su gato tiene La Gripe Felina, manténgalo en un ambiente cálido y abrigado, con líquido suficiente, que necesita ingerir para evitar la deshidratación.

Estimule su apetito con un alimento caliente. Como es probable que el gato tenga la nariz tapada, déle alimentos olorosos y atractivos para estimularle sus papilas gustativas con algo de sabor y olor fuertes. El atún enlatado es una buena opción, puede ponerlo sólo o acompañando su comida acostumbrada.

También les atraen los quesos y el pollo; remoje su alimento seco con caldo tibio, para ablandar el alimento seco y hacerlo oloroso y así muy estimulante para el gato. Puede licuar su comida para facilitar la ingestión, ya que hay algunas virosis que también afectan la garganta, impidiendo que puedan tragar cualquier alimento sólido.

Mantenga su nariz limpia, ya que la gripe ocasiona una desagradable acumulación de mucosidad alrededor de la nariz, y es necesario mantenerla limpia, retirando con una borla de algodón o un pañito suave humedecido, estas secreciones.

De igual manera, mantenga sus ojos limpios, y en caso de que haya conjuntivitis, el veterinario indicará que solución oftálmica debe utilizarse. Aún si no hay conjuntivitis, es necesario mantener los ojos limpios y se puede aliviar la irritación con el colirio que indique su veterinario.

Medidas preventivas

La mejor prevención siempre, es la vacuna. La vacuna utilizada es la triple felina, que proporciona inmunidad para enfermedades virales tales como rinotraqueitis, calici virus y peste felina. Una vez destetados los cachorros, cuando ya no cuentan con la inmunidad que les puede dar la leche materna, debe procederse a la vacunación, y luego anualmente, la revacunación al gato adulto. Aunque esta vacuna no cubre todos los virus, les protege de los mas delicados y frecuentes, y aumenta las posibilidades de que el gato se mantenga sano, y aunque se enferme, los síntomas, no serán tan serios.

Visto 3325 veces