Teléfono de Urgencias 24h: 605 684 598

Cita Previa Parla: 916 98 98 49

Cita Previa Illescas: 925 51 70 88

Educar a un Bóxer

Valora este artículo
(0 votos)

Esta raza de perros es una de las mas dóciles y leales que existen, son leales, tranquilos y serenos, son muy aferrados a sus dueños, son altamente fieles, son buenos vigilantes y protectores del hogar. Muchos lo pueden tildar de agresivo, pero ellos actúan así cuando la familia corre algún peligro y es cuando la defiende a cualquier costo.

Educar a un Bóxer su tolerancia

Con el resto de la familia, es el más dócil y tierno de los animales. Si se le educa y sociabiliza correctamente es un perro muy tolerante, afectuoso, amigable y también muy cuidadoso, aunque un rasgo característico de la raza es la desconfianza ante los desconocidos. Es un animal lleno de fuerza y vitalidad, no tiende a ensuciar demasiado e incluso en su vejez sigue siendo igual que juguetón que cuando es un cachorro.

Al bóxer le gusta aprender para poder agradarte. Es una raza muy inteligente, que retiene muy bien las enseñanzas que recibe. Bien educado, podrás llevarte contigo al Bóxer a todas partes, a pesar de su tamaño y su fuerza. Para ello debe aprender unos principios básicos. Con ello, el perro sabrá a lo que acogerse.

Lo primero que tiene que aprender es a ser limpio. Desde el principio tienes que acostumbrarlo a esperarse a la calle para hacer sus necesidades. Desde pequeño ponga un papel de periódico cerca de la puerta de salida con un poco de su orina. Si alguna vez hace sus necesidades en casa, no le reprendas poniéndole su hocico dentro para regañarlo. Debes educarlo con suavidad. Acostúmbrate a sacarlo a horas regulares, al despertar, después de las comidas,… En ciudad acostúmbralo a hacer sus necesidades en los sitios especiales para ello, no en cualquier lugar

Esta raza es poco agresiva. Para educarla no se podría tener más fácil: por supuesto, hay que suplir sus necesidades básicas de comida, ejercicio y disciplina, imponer una serie de normas y ayudarle a entender lo que queremos de él. Recompensando el buen comportamiento e ignorando los malos hábitos, como golpearlo o gritarlo, así conseguiremos que entienda lo que queremos de él.

Acostúmbralo a permanecer tranquilo. Cuando estés dialogando con alguien, observando algo o esperando a lo que sea, dile que se siente o se tumbe para que él permanezca tranquilo. También debes hacer que se acostumbre a permanecer sólo. Desde pequeño, poco a poco, ve dejándole sólo. Al principio pocos espacios de tiempo y poco a poco los vas ampliando.

Educar a un Bóxer disciplina y ejercicio

Educar a un Bóxer, como ves, no es difícil. Disciplina, ejercicio y mucho amor será suficiente para conseguir al perro más amable y cariñoso, además del mejor guardián para ti y tu familia. Esta raza puede sufrir varios problemas de salud, así que no descuides sus cuidados y llévalo de tanto en tanto al veterinario para asegurarte de que esté sano y feliz.

Visto 4837 veces